loader image

ÓRDENES

Artistas participantes: Gaspar Acebo, Marcos Mangani

09/03/2019

1. El Pescadito

En marzo de 2017 Marcos Mangani y Gaspar Acebo participaron de una residencia en Grecia, en la isla de Creta. Estuvieron un mes caminando entre pueblitos casi abandonados, dónde vivían 400 personas, hoy apenas hay 40. Cada dos o cuatro kilómetros hay otro pueblo, todos igual de desiertos. En uno se puede comprar pan, en el siguiente tomar un ómnibus al mar, en el otro almorzar. Las casas están prolijamente cubiertas de polvo, menos las iglesias, siempre recién pintadas.

Un día llegaron a un monasterio. En el centro, una iglesia restaurada hace poco, rodeada de cinco edificios descuidados. No estaban vandalizados, ni un graffiti ni una botella medio vacía, nada roto. Según Papa Manolis, el responsable de la iglesia, el monasterio fue construido en algún momento entre el S IX y el S XI.

“Nos propusimos trabajar con los materiales que encontramos ahí. Sin romper, ni pintar, sin dañar lo que allí había. Pedimos permiso a Papa Manolisy convertimos el lugar en un laboratorio, en un banco de pruebas.

Realizamos una treintena de instalaciones efímeras de sitio específico. Buscando poner sobre relieve ese abandono, lo más poéticamente que pudiéramos, repetimos ejercicios básicos de la formación en artes visuales como equilibrio, escala y simetría. Al irnos de la isla, dejamos las obras a la suerte del viento y las cabras que pastorean ahí” En marzo del 2019 y partiendo de este trabajo, ambos artistas volverán a trabajar colaborativamente en MUNAR. Realizarán instalaciones efímeras con los materiales, objetos y bigas de construcción que se conservan, de los depósitos que ahí funcionaban.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter